domingo, 8 de octubre de 2017

Vive. No hay más.

Estás triste, mal, lo sabes aunque actúas de manera indiferente, como si esta no fuese tu vida. Pero, por dios, date cuenta de que solo hay una. Una vida que tienes que disfrutar tú y nadie más. Te puedes quejar de que no parezcas importarle a los demás. Pero eso no es lo que tienes que pensar. Eres tú la que no evita eso. Caer. Estar depresiva. Sé que te puede resultar difícil no darte cuenta y que, además, en muchas ocasiones, las personas de tu alrededor influyen notablemente en eso, pero todo esto no quita el hecho de que tú misma estás desperdiciando la única y genial vida que se te ha concedido. Muchas veces hay cosas que no se pueden evitar; una pérdida, desengaños, enfermedades. Pero cuando todo esto no existe, ¿cuál es tu excusa? Si te hace falta llorar, hazlo. Si quieres gritar de la impotencia o simplemente quedarte en silencio porque no hay palabras que describan tu sufrimiento, hazlo, joder. Pero ten en cuenta que la vida no es tan larga como lo puedas creer y que algún día tendrás que asistir a tu propio funeral. Haz lo que tengas que hacer, sin embargo, no dejes que eso te defina; ''mira, ahí va la melancólica'' u  ''oh, sí, soy una persona enfadada''. No te puedes definir por estados de ánimo. Sabes que no son duraderos, aunque en esos momentos creas que no van a acabar. Por eso solo te pido una cosa: no te quedes estancada en el pasado, o creas que no va a haber un futuro. Porque lo hay, SIEMPRE. Te animo a abrirte a las posibilidades que quieras. Eres parte de tu vida aunque muchas veces no lo veas claro. Ríe, sueña, ama, es más, llora, enfádate cuando algo no te salga bien o reflexiona, y sobretodo, trata de disfrutar todos los días como si fuese el último. Sé que suena muy cliché, pero no hay nada inequívoco en esa frase. Tampoco te pido un Carpe Diem, pero la vida consiste en eso, saber vivir cada día, con sus pros y contras.
Hay una película que me hizo reflexionar sobre la vida y os la recomiendo demasiado, se llama ''Una cuestión de tiempo''.

viernes, 6 de octubre de 2017

IMPOSIBLE Y PUNTO.

Me gustas. Sí. Sin duda alguna. Cada vez que sonríes, mi cerebro guarda esa imagen, capturándola como una fotografía, que permanece ahí, intacta, esperando a la noche para actuar como un buen insomnio, mayor que el que me puede producir cualquier taza de café. Sí, tienes café en la mirada, sino no me podría explicar de otra manera el porqué me quitas siempre el sueño, y está claro que no eres consciente de ello, del tremendo efecto que produces sobre mí. Me gusta mirarte cuando no te muestras pendiente a los demás, observando por la ventana o quizá dibujando algo de manera concentrada. No sabes cómo me gusta. Sé que es un amor no correspondido pero me permito soñar con la posibilidad de que éste se cumpla, de que pueda ser real. Cuando me hablas, no puedo evitar fijarme en tus carnosos labios, o tus manos, gesticulando, tratando de explicarme algo. Sonrío. No he estado atenta pero eres tan genial que me importa más bien poco. Tú me imitas, pensando que has dicho algo gracioso. Y eso hace que me gustes más. O cuando te acercas, y siento tu aliento en mi cuello, o el tacto de tus dedos, aunque sea accidentalmente, me haces sentir como si tuviese un mariposario dentro del estómago. Esto que siento nunca lo he sentido ni esperaba sentirlo. Pensaba que el amor era marketing, algo que se inventó para dar esperanza a las personas. Pero estaba equivocada, total y completamente equivocada. Existe y lo sé cada vez que te miro, ya sea en una fotografía, en persona o cuando osas en aparecer en mis más bonitos sueños. Sin embargo, como he mencionado antes, eres imposible para mí, quizá un amor platónico y que no puede aspirar a más. Por eso me obligo a bajar de la nube en la que me escondo de la realidad para poder toparme con ella frente a frente.Imposible. PUNTO. No hay más. Y aunque todos estos sentimientos sean los más reales que pueda sentir jamás en mi vida, no va a ser posible. Esta es mi suerte. Porque, además, cuando más creo que tengo posibilidades, hay algo o alguien que me quita la puñetera esperanza de golpe. Y YA.

viernes, 27 de mayo de 2016

Masoquistas del amor

Encontramos el sufrimiento, aunque estemos evitándolo, siendo lo que necesitamos realmente. Somos masoquistas en el amor, es lo que nos gusta, que nos consuma, que nos haga aprender, porque casi nunca llegamos a perder, quizá a alguna persona, pero siempre nos llevamos algo con nosotros, algo que nos ayude en un futuro, que nos enseñe a valorarnos más a nosotros mismos y , a la vez, saber como no tendrá que ser a la próxima. Anhelamos la felicidad y pasados recuerdos, pero cuando los tenemos, no los aprovechamos. Somos así. Desaprovechamos las oportunidades y, al final, lo acabamos lamentando toda la vida. En cuestión de segundos nos liamos la cabeza. Y sí, quizá pueda haber alguna que otra oportunidad más. La cuestión es, ¿cuándo? Simplemente, no lo sabemos.

lunes, 23 de mayo de 2016

Un amor prohibido

La brisa de la tarde golpea mis mejillas con un aroma a primavera. Mientas mi pelo baila al son del ligero viento, encrespándolo a su manera, divertidos. Noto como oscurece,  el Sol escondiéndose  para dejar paso a la Luna, tan cerca pero tan lejos, deseosos por encontrarse en algún momento, junto a la eternidad que los acecha. Unidos en unos lazos llamados días y noches. Mientras que los pájaros revolotean en toda su serenidad, en un cielo azul, con nubes  atreviendo a asomarse  para contemplar la despedida del Sol y la llegada de la Luna, maravillados ante tanto resplandor y oyendo los pasos y suspiros de cada uno. Entonces, oscurece, dejando pasar la luz de miles de estrellas, que incluso algunas muertas, perduran en esa batalla del amor en el que el único ganador es el espectador.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Arriésgate

Corre, salta, grita, canta, haz locuras, arriésgate, quizás pienses que no es una buena opción, que no vale la pena arriesgarse, pero hazme caso, sí que vale la pena. Cuando seas mayor y quieras contar alguna anécdota graciosa, o al menos, recordar algo de tu juventud te alegrarás de haber hecho esas locuras. Y aunque pienses que puedes arriesgarte, dime, ¿qué hay peor que no tener algun recuerdo de tu juventud?
Es normal que a veces cometamos errores, no somos perfectos, somos nosotros.
Es normal que a veces te de vergüenza lo que piense la gente de ti mismo, pero dime, ¿ellos son los que van a vivir tu vida?¿Acaso te da vergüenza ser tú mismo? Tu vida es solo tuya y haz lo que te plazca, no lo que quieren que hagas los demás.
Y pase lo que pase, recuerda, por lo que hoy lloras, mañana quizás reirás.


domingo, 23 de agosto de 2015

Nada va bien

Te habla, te sonríe,
su mirada te recibe.
Le confiesas tus secretos,
hasta los más muertos.
Todo va bien,
crees que nada puede fallar,
pero cuando menos te los esperas,
te clavan un puñal,
te ven sangrar
y se ríen hasta llorar.
Esos los más falsos son,
y te lo digo de corazón.
No te fíes ni de tu sombra,
porque incluso se esconde
cuando en lo oscuro estás.

Mario Benedetti

"No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda ,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños."

''Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido.''

''Compañera usted sabe que puede contar conmigo no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo.''

''Posiblemente me quisiera, vaya uno a saberlo, pero lo cierto es que tenía una habilidad especial para herirme.''

''Sé que voy a quererte sin preguntas, sé que vas a quererme sin respuestas.''

''Estábamos, estamos. estaremos juntos. A pedazos, a ratos, a párpados, a sueños.''

''Es casi ley, los amores eternos son los más breves.''

''No tienes que si nos tentamos no nos podremos olvidar.''

''No te rindas
 que la vida es eso,
 continuar el viaje, 
 perseguir tus sueños,
 destrabar el tiempo, 
 correr los escombros
 y destapar el cielo.''